Cómo Ahorrar Gas en Casa; Imagina llegar a casa después de un largo día de trabajo, preparar la cena y luego tomar esa ducha supercaliente para relajar tu cuerpo. Por no hablar de los días fríos en los que quieres encender el radiador para disfrutar del ambiente mientras ves una película o lees un libro.

Piénsalo: estos pequeños placeres domésticos están intrínsecamente ligados al consumo de electricidad y, por supuesto, de gas. Al fin y al cabo, la mayoría de los calentadores de agua, las cocinas y las calefacciones del hogar dependen de este elemento, que es casi indispensable en nuestra vida cotidiana.

Es posible, y necesario, reflexionar sobre formas de ahorrar gas y electricidad en nuestra vida cotidiana, por diversas razones. En Estudiar Energías Renovables Online no nos proponemos explicarlas todas, por supuesto, ya que nuestro espacio es limitado. Pero, aquí, compartimos las principales razones para hacerlo, además de dar algunos preciosos consejos que son respetuosos con el bolsillo y el medio ambiente.

Ver Curso Instalador Fotovoltaica Online

Cómo Ahorrar Gas en Casa. 10 Consejos Útiles y Sencillos

4,5 / 5

La Importancia de Ahorrar Gas en Casa

Cuando pensamos en ahorrar gas o incluso en ahorrar electricidad en casa, siempre hay dos ventajas que nos pueden motivar: las individuales y las colectivas.

Cuando hablamos de ventajas individuales, nos referimos principalmente al valor de los billetes. Después de todo, el gas y la electricidad representan uno de los mayores gastos del hogar, ¿verdad?

En otras palabras, cuanto más atentos estemos al consumo de la cocina, el calentador de agua, la calefacción central, entre otros, menos sorpresa habrá a principios del mes siguiente.

Sin embargo, cuando meditamos en las ventajas colectivas de ahorrar gas, vemos que hay muchos factores que intervienen en una pequeña elección individual y cotidiana. Casi todos los factores están relacionados con la misma razón: el cuidado del medio ambiente.

Cuando ahorramos gas en casa, es como si dijéramos a la naturaleza: «Estoy haciendo lo mejor que puedo con los recursos que me das».

Esto se debe a que el gas que utilizamos en casa es casi siempre de origen natural, extraído del subsuelo. Esto significa que cuando consumimos gas, estamos consumiendo un recurso natural finito y limitado.

Por respeto a nuestra supervivencia, a la naturaleza y a las generaciones futuras, tenemos que hacer lo mejor que podamos con los recursos que tenemos. Esta es la conciencia medioambiental que nos motiva a cuidar del medio ambiente y de las personas.

Si eres una persona ahorradora y respetuosa con el medio ambiente, permanece atento a los consejos sobre cómo ahorrar gas que compartimos a continuación.

Cómo Ahorrar Gas en Casa - Consejos

10 Consejos sobre Cómo Ahorrar Gas en Casa

1. Utiliza tu cocina de forma responsable

Cocinar bien no es cuestión de mantener el calor todo el tiempo. Es cuestión de saber el momento adecuado para bajarlo y apagarlo.

Baja el fuego cuando el agua de la comida empiece a hervir. Además, mantener el calor en alto puede hacer que los alimentos se cocinen prematuramente.

Sé consciente de la cantidad de agua que se necesita para cocinar cada alimento. De este modo, podrá ahorrar gas en el uso diario de la cocina.

2. Presta atención al color de la llama

El color de la llama de la cocina puede indicar la seguridad de tu hogar e incluso cómo ahorrar gas al cocinar.

Por lo general, el color recomendado para la llama de la cocina es el azul. Por lo tanto, si observas que la llama es predominantemente amarilla o naranja, estate atento.

Puede haber alguna obstrucción en el paso de aire o gas a través de los quemadores. De este modo, puedes estar quemando más gas del que realmente se utiliza para cocinar los alimentos.

3. Dar preferencia a las ollas a presión y a las freidoras de aire

Un consejo para ahorrar gas y tiempo en la cocina: compra una freidora de aire o una olla a presión. Este equipo permite cocinar los alimentos mucho más rápido sin ensuciar la cocina. Son limpios y eficientes.

La olla a presión cocina los alimentos mucho más rápido porque no sólo los calienta, sino que también aumenta la presión a la que están expuestos. De este modo, puedes ahorrar gas, tiempo y trabajo de limpieza, por supuesto.

4. Ten paciencia con el horno

El horno es el electrodoméstico preferido de los que aprecian la buena cocina, ¿verdad?

Una lección que nos enseña el horno es que el mejor ingrediente es la paciencia. No tiene sentido abrir la puerta del horno cada cinco minutos para ver si el plato está listo.

Por el contrario: es mejor no abrir la puerta para no desperdiciar energía si es eléctrica o de gas. Además, sólo enciende el horno cuando esté al límite de su capacidad.

¿Qué tal si cocinas más de un alimento a la vez?

5. Tomar duchas más económicas

Tomar duchas rápidas es, además de nuestro quinto consejo de cómo ahorrar gas en casa, una práctica que casi todo el mundo ya sabe que es una gran manera de ahorrar gas, electricidad y agua, ¡por supuesto!

Las duchas de 10 minutos como máximo son las que se recomiendan para los que quieren ahorrar gas. Sin embargo, si te estás lavando el pelo, es mejor cerrar el grifo mientras te aplicas el champú o el acondicionador.

Aprovecha tus 10 minutos en la ducha para dejar que el agua golpee tu espalda y verás que no hay mejor sensación de relajación. Todo ello ahorrando gas y agua, por supuesto.

6. Cuidado con los grifos de agua caliente

Salvo cuando laves platos sucios y grasientos, casi nunca necesitarás que el agua salga muy caliente de los grifos. Incluso a nuestra piel no le gusta el contacto con el agua muy caliente, ya que se irrita.

Utiliza agua fría siempre que sea posible para ahorrar gas (y cremas de manos).

7. Cómo ahorrar gas en el calentador de agua: temperaturas suaves

Si lo piensas: ¿cuántas veces has abierto el grifo frío de la ducha para enfriar un poco el agua caliente?

Toma nota de este consejo: intenta bajar la temperatura directamente en el calentador de agua. Evita mezclar agua de diferentes temperaturas en el grifo o la ducha.

Es la solución más económica y ecológica para ahorrar gas en tu calentador de agua.

8. Invertir en el aislamiento térmico de la casa

¿Cómo ahorrar gas en la calefacción de tu casa? Si quieres asegurarte de que el espacio se mantiene caliente, la respuesta es invertir en aislamiento térmico.

En otras palabras: invierte en puertas y ventanas de PVC eficientes, un material que dura más de veinte años con muy poco mantenimiento.

También deberías invertir en suelos laminados, en revestimientos que garanticen un buen aislamiento térmico e incluso acústico. Es una inversión a largo plazo que te ayudará a ahorrar gas y electricidad durante mucho tiempo.

Ver Tipos de Aislamiento para Ventanas

9. Climatizar el medio ambiente con conciencia

Sí, es necesario invertir en aislamiento térmico. ¿Pero qué pasa cuando vamos a encender la calefacción? Sí, ese momento llegará, y cuando llegue, el mejor consejo que podemos darte es: para ahorrar gas, usa los radiadores a conciencia.

Enciéndelos sólo en los espacios donde estés presente, con las temperaturas más suaves posibles y de forma intermitente. Además, siempre que sea posible, utiliza mantas y ropa de abrigo.

10. Mantener los electrodomésticos

Los equipos son como las relaciones: necesitan mantenimiento para estar al 100% (y, aun así, siempre hay riesgos).

Bromas aparte, un aparato defectuoso, cuando no deja de funcionar, lo hace de manera desajustada, por lo que puede consumir más electricidad o gas.

Si quieres cambiar tu equipo, fíjate bien en su etiqueta energética. Pero si crees que aún no ha llegado su hora, llévalo a mantenimiento. De este modo, puedes ahorrar gas, electricidad, estrés y tiempo. ¡Un paquete de beneficios!

Vídeo: 7 Trucos para Ahorrar Gas en la Cocina y 2 más para Reducir tu Gasto al Mes | Cómo Ahorrar Gas en Casa

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo energético, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesan las energías renovables, que cada vez tienen más importancia en la sociedad actual, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Energías Renovables Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Cómo Ahorrar Gas en Casa», te animamos a estudiar energías renovables online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Ahorro » Cómo Ahorrar Gas en Casa. 10 Consejos Útiles y Sencillos