Cómo Calcular la Huella Ecológica; ¿Qué impacto tienen nuestras actividades cotidianas en el medio ambiente? ¿Y qué impacto tenemos, colectivamente, como seres humanos? ¿Te has parado a pensar en tu huella ecológica?

De eso queremos hablar hoy en Estudiar Energías renovables Online.

Ver Máster en Cambio Climático y Desarrollo Sostenible

Cómo Calcular la Huella Ecológica y Cómo Reducirla

4,5 / 5

¿Por qué Hablar de la Huella Ecológica?

Si nos fijamos bien, veremos que la necesidad de calcular nuestra huella ecológica es inmediata. Al fin y al cabo, cuando hablamos de la producción de residuos, en realidad no es posible tirar nada. Todos estamos dentro del mismo planeta y toda la basura que producimos se queda con nosotros. Un análisis perspicaz y que da que pensar, ¿no crees?

Sin embargo, no sólo la basura que producimos tiene un impacto permanente. Hay otros maltratos a la naturaleza y al medio ambiente que pueden afectar a la Tierra (y a nosotros mismos) durante cientos de miles de años.

Los gases de efecto invernadero emitidos por los coches y las industrias. La deforestación de zonas kilométricas. La extinción de varias especies animales. El consumo excesivo de agua potable. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo la humanidad puede impactar en la naturaleza y, en consecuencia, amenazar la supervivencia de la propia especie.

En las últimas décadas, los estudios medioambientales han puesto de manifiesto estos problemas y han revelado otros igualmente preocupantes. Todo ello en un intento de encontrar alternativas que nos permitan seguir desarrollándonos como sociedad. Sin poner en riesgo nuestra supervivencia, por supuesto.

En este sentido, un investigador acuñó el término «huella ecológica» hace casi 30 años, cuando las cuestiones medioambientales empezaban a ser un problema en la escena internacional. Pero, ¿crees que sabes lo que significa una huella ecológica? Si nunca te has parado a reflexionar sobre este tema, te ayudamos a dar el primer paso.

Entendamos el problema, calculemos su impacto y definamos soluciones cotidianas. Al fin y al cabo, son las pequeñas revoluciones las que dan grandes resultados.

¿Qué es la Huella Ecológica?

Antes de explicarte cómo calcular la huella ecológica, veamos qué es.

Es un término casi autoexplicativo, pero al mismo tiempo el significado de huella ecológica nos abre inmensas vías interpretativas.

El término fue utilizado por primera vez en 1992 por William Rees y Mathis Wackernagel. Fueron, respectivamente, profesor y estudiante de doctorado en la Universidad de Columbia Británica (Canadá).

En inglés, la expresión usada fue «ecological footprint«.

En 1995, el dúo publicó el aclamado libro «Our Ecological Footprint: Reducing Human Impact on the Earth«. En traducción literal: «Nuestra huella ecológica: reducir el impacto humano en la Tierra«. Es decir, una invitación clara y expresa al autoanálisis y a la revisión de los hábitos que impactan negativamente en la salud planetaria.

En la definición de Rees y Wackernagel, la huella ecológica se refiere al cálculo de la población necesaria para que un determinado sistema se mantenga indefinidamente en un espacio. Sí. Este significado puede parecer algo extenso o confuso y, quizás, por esta misma razón, la percepción sobre la huella ecológica se ha reciclado constantemente a lo largo de los años.

Hemos encontrado algunas fuentes que consideran que la huella ecológica se refiere a la cantidad de tierra cultivable y recursos hídricos necesarios para mantener a una población, en función de sus niveles de consumo durante un periodo determinado.

Olvidemos los detalles: el significado de la huella ecológica es también un indicador de sostenibilidad. Es decir, capaz de calcular la relación entre los recursos producidos por la naturaleza y los consumidos por el ser humano. Así podemos evaluar el grado de sostenibilidad de una persona, una ciudad o un país.

Por cierto, ¿te has preguntado alguna vez cuál es la huella ecológica de tu país? ¿Cuál será nuestra contribución al empeoramiento de algunos problemas ecológicos en todo el mundo? ¿Cuáles son las posibles formas de reducir esta temida contribución?

Para tener una noción numérica y exacta de las huellas ecológicas en todo el mundo, podemos hacer algunos cálculos. Estos consideran la absorción de CO₂, la superficie destinada a la construcción de edificios, la superficie agrícola para producir alimentos, entre otros factores.

Si busca en Internet, encontrarás varias calculadoras de la huella ecológica puestas a disposición por Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y otras instituciones. Esto facilita el cálculo de tu huella ecológica individual y te permite saber qué puedes hacer hoy para mejorar el mañana.

Cómo Calcular la Huella Ecológica - Calculadora

Cómo Calcular la Huella Ecológica

Cuando enumeramos y cuantificamos nuestros impactos, podemos hacernos una idea precisa de nuestra contribución a un mundo más verde. El cálculo de la huella ecológica, por tanto, tiene en cuenta el impacto de nuestra alimentación, vivienda y transporte en el planeta.

Con el resultado final, puedes saber cuántos planetas de la Tierra serían necesarios para la supervivencia de la humanidad, si todo el mundo adoptara tu estilo de vida.

Por no hablar de que es posible estimar el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra. Es decir, el día en que se agoten todos los recursos que la Tierra puede renovar durante un año. De nuevo, si todo el mundo adoptara tu estilo de vida.

Son muchas verdades a la vez, nos damos cuenta. Pero este golpe de realidad nos ayuda a reflexionar sobre nuestras elecciones. Si quieres calcular tu huella ecológica, puedes encontrar varias calculadoras online que te darán la respuesta que buscas. Todo ello con unas preguntas muy concretas.

Calculadora de la huella ecológica online

Rendimos homenaje a los genios que dieron vida al concepto de huella ecológica y por ello recomendamos la Footprint Calculator, puedes verla aquí. Esta es la calculadora de Global Footprint Network, la ONG creada por el propio Mathis Wackernagel. En 13 pasos puedes calcular tu consumo de carne, tu producción de residuos, el impacto de tu transporte diario e incluso tus viajes en avión.

Incluso puedes calcular si tus hábitos son similares a los de la mayoría de los ciudadanos de tu país, lo que te permitirá reflexionar sobre la huella ecológica del mismo. Porque todo cuenta cuando el objetivo es reducir tu huella y retrasar el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra.

Un consejo: cuando calcules tu huella ecológica, toma nota de las respuestas que te parezcan más sorprendentes. Estos pueden ser los más problemáticos y los que merecen más atención cuando decidas implementar un cambio de hábitos (y sabemos seguro que lo harás).

Cómo Reducir la Huella Ecológica

1. Dar preferencia a los productos reciclados

Prueba a comprar ropa de segunda mano, a utilizar envases y bolsas reciclables, a dar una nueva vida a los tarros de cristal de las conservas. En todos los aspectos, reutiliza siempre que puedas. Y si no puedes reutilizar, al menos recicla tus residuos domésticos.

2. Hazte vegano (al menos unos días a la semana)

No tiene por qué ser un cambio radical. ¿Qué tal si, durante uno o dos días de la semana, no se consume carne ni ningún producto animal? Sigue los pasos del movimiento «lunes sin carne» y, quién sabe si pronto habrá más días de la semana totalmente veganos.

3. Acércate a lo local (siempre que puedas)

La reducción de la huella ecológica es un camino que pasa por el fortalecimiento del comercio local. Dar beneficios a los pequeños empresarios, que fabrican sus productos en casa y a pequeña escala, es un camino hacia un consumo más consciente. Y a la justicia social, por supuesto.

4. Opta por lo ecológico (elige productos cosméticos y de limpieza respetuosos con el medio ambiente)

Seguro que si haces una búsqueda rápida en Instagram, encontrarás un montón de marcas de productos naturales: champús sólidos, maquillaje con extractos de plantas e incluso productos de limpieza ecológicos.

Además de no contener elementos tóxicos para el medio ambiente, los envases de estos productos casi siempre contienen poco o ningún plástico.

5. Optimizar la eficiencia energética del hogar

Disminuir el consumo de energía en el hogar no sólo es bueno para el bolsillo. El ahorro de energía también es bueno para el medio ambiente.

Así, si reducimos el consumo, reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero, por ejemplo. Pero, por supuesto, sería mejor que toda la energía que consumimos procediera de fuentes renovables, como el viento, el sol y el agua.

Ahora que sabes lo que significa la huella ecológica, tanto a nivel semántico como práctico, puedes caminar con más tranquilidad. Porque sabemos que la huella ecológica del planeta puede ser menor. Y la tuya también.

Vídeo: ¿Qué es la Huella Ecológica y Cómo Calcularla? | Cómo Calcular la Huella Ecológica

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo energético, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesan las energías renovables, que cada vez tienen más importancia en la sociedad actual, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Energías Renovables Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Cómo Calcular la Huella Ecológica», te animamos a estudiar energías renovables online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Sostenibilidad » Cómo Calcular la Huella Ecológica y Cómo Reducirla