¿Cómo funciona el autoconsumo fotovoltaico?; Si antes dependíamos de la importación de fuentes de energía no renovables de otros países para satisfacer nuestras necesidades energéticas, este escenario está cambiando cada día.

La tendencia al cambio es un incremento de la energía eólica, la hidráulica y la solar las principales fuentes de energía limpia.

Afortunadamente, gracias a la evolución de la tecnología, las fuentes de energía renovables se han hecho cada vez más populares y han contribuido significativamente a dejar un impacto imponente en el medio ambiente.

De hecho, la democratización de las leyes de autoconsumo fotovoltaico doméstico han hecho que esta tecnología deje los relatos de un futuro hipotético y tome forma en la realidad de millones de hogares de todo el mundo.

En España, la realidad no podría ser diferente. Las modalidades de autoconsumo fotovoltaico y térmico se han convertido en las más demandadas entre los españoles que están tomando conciencia de su impacto en la naturaleza y que, por supuesto, quieren empezar a ahorrar en sus facturas desde ya.

Ver Curso Instalador Fotovoltaica Online

¿Cómo Funciona el Autoconsumo Fotovoltaico?

4,8 / 5

Formas de autoconsumo energético en los hogares

A menudo, cuando nos referimos al autoconsumo en los hogares, hablamos del consumo de electricidad procedente de fuentes renovables. Más concretamente, el consumo de electricidad procedente de paneles fotovoltaicos.

Estos paneles, que ocupan los tejados de las casas, los aparcamientos y los edificios, son los que transforman la luz solar en electricidad; por eso son fotovoltaicos, porque absorben los fotones emitidos por los rayos del sol.

Sin embargo, hay aún más formas de consumir energía en los hogares. Y es que cuando mencionamos «energía», no nos referimos sólo a la energía eléctrica, sino a diferentes formas de energía: térmica, química, cinética, etc.

En relación con el espacio del hogar, podemos hablar del uso de paneles solares térmicos que, a pesar de parecer similares a los paneles fotovoltaicos, tienen funciones bastante diferentes.

Los paneles solares térmicos captan la energía solar y la transforman en calor. Esta energía se transfiere a través de un fluido térmico que circula hasta el depósito de agua, calentándolo y utilizándolo después para satisfacer las necesidades de agua caliente en el hogar.

Es un sistema muy ventajoso, ya que la energía producida por estos sistemas es gratuita (es decir, no pagas nada a ninguna empresa comercial por ella, ya que tienes tu propio sistema) y no requiere apenas mantenimiento, ya que son equipos bastante resistentes.

Sin embargo, la energía solar térmica, como se ha explicado anteriormente, sólo sirve para calentar el agua de la casa, y no es capaz de proporcionar la electricidad que se utilizará con otros equipos.

Para ello también existe el consumo fotovoltaico, realizado a partir de paneles solares fotovoltaicos. Actualmente,  el autoconsumo fotovoltaico son los más comunes en el mercado español, ya que satisfacen más de una necesidad eléctrica de la casa y, por supuesto, son cada vez más populares.

Ver Curso Online de Energía Solar Fotovoltaica

¿Cómo funciona el consumo fotovoltaico de los paneles solares?

El panel solar fotovoltaico es uno de los tipos más comunes de paneles solares, que convierte la luz solar en electricidad para los hogares de miles de españoles.

Este panel tiene un color oscuro y metálico y está compuesto por el propio panel, el regulador de carga de la batería, la batería, el convertidor de corriente (corriente continua en corriente alterna), el generador y el bastidor.

Es el conjunto de células fotovoltaicas que se encarga de aprovechar la energía del sol para crear una diferencia de potencial eléctrico y producir corriente eléctrica continua.

Para ello, el panel debe estar formado por materiales semiconductores, como el silicio, que absorben una amplia gama del espectro solar y permiten aumentar la conducción eléctrica en función de las variaciones de temperatura a lo largo del día.

De este modo, se crea una corriente eléctrica que se dirige al inversor, cuya función es preparar esta energía para su posterior consumo en el hogar.

Esta energía puede almacenarse en una batería para su posterior uso o los sistemas fotovoltaicos pueden conectarse a la red eléctrica, donde se inyecta parte o toda la energía producida. En otras palabras, el autoconsumo fotovoltaico es una de las soluciones más buscadas por los españoles, porque permite convertir la electricidad en el ámbito doméstico, reduciendo su dependencia de los proveedores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los consumidores no son totalmente independientes de las compañías eléctricas, ya que el consumo suele ser superior a la capacidad de producción de los paneles.

Vídeo: ¿Cómo Funciona el Autoconsumo Fotovoltaico?

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo energético, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesan las energías renovables, que cada vez tienen más importancia en la sociedad actual, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Energías Renovables Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Cómo Funciona el Autoconsumo Fotovoltaico?», te animamos a estudiar energías renovables online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Energías Renovables » ¿Cómo Funciona el Autoconsumo Fotovoltaico?