Sostenibilidad y Desarrollo Sostenible2022-11-18T22:24:56+01:00

Sostenibilidad y Desarrollo Sostenible; El concepto de sostenibilidad o desarrollo sostenible es cada vez más común en nuestra sociedad y en los últimos años es un término que se escucha cada vez con más frecuencia. Pero, ¿sabemos realmente qué es la sostenibilidad y el desarrollo sostenible?

Sostenibilidad y Desarrollo Sostenible

¿Qué es la Sostenibilidad y Desarrollo Sostenible?

La definición de sostenibilidad y desarrollo sostenible se popularizó en 1987 con el documento titulado «Nuestro futuro común» o Informe Brundtland. Define el desarrollo sostenible como un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

En la Conferencia de Estocolmo de 1972 sobre el Medio Ambiente, y posteriormente en 1992 en la Cumbre de Río de Janeiro (Agenda 21) y en el Club de Roma, se debatieron los efectos medioambientales y los límites de los recursos del actual modelo de desarrollo económico. Eran ideas constructivas que se alejaban del neomaltusianismo. Detectaron problemas de desequilibrio social, dificultades en la gestión de recursos no renovables, impactos ambientales excesivos… Hasta ahora, el objetivo era el enriquecimiento y el crecimiento constante, sin tener en cuenta el medio ambiente, la producción de residuos o la equidad social.

Este nuevo concepto pretende conciliar la economía, la naturaleza y la sociedad hacia un mismo objetivo de prosperidad.

Tipos de Sostenibilidad y Desarrollo Sostenible

No podemos definir la sostenibilidad como un solo aspecto. El mundo en el que vivimos te exige equilibrar los aspectos sociales, económicos y laborales para diseñar una sociedad más justa y respetuosa.

Así, la definición de sostenibilidad se refiere al equilibrio entre lo que consumimos y lo que dejamos a las generaciones futuras, para que todos podamos satisfacer nuestras necesidades. De este concepto surge otro más publicitado, el de desarrollo sostenible, definido como la forma de progresar sin alterar este frágil equilibrio. Para conseguirlo, hablaremos de tres tipos de sostenibilidad.

Sostenibilidad medioambiental

La sostenibilidad medioambiental es la capacidad de las personas de actuar de forma que se aproveche al máximo la naturaleza, cuidando y manteniendo los aspectos biológicos. Esta conservación implica mantener la variedad y la calidad de los recursos, sin alterarlos. Para conseguirlo, es esencial ser muy consciente, por ejemplo, del consumo ecológico, viviendo de forma ecológicamente responsable.

¿Pero cómo se puede hacer esto en un mundo tan industrializado? El mercado te facilita cada vez más la vida en armonía con la naturaleza. Un buen ejemplo es el uso de energías renovables, que son mucho menos contaminantes que las energías tradicionales y, además, mucho más baratas.

Otra posibilidad es consumir alimentos ecológicos, certificados como producidos sin el uso de productos químicos. Comer fruta y verdura de temporada, o reciclar envases de plástico, son pequeñas aportaciones que, en conjunto, proporcionan oxígeno al planeta.

Sostenibilidad económica

La sostenibilidad económica es la capacidad de desarrollar una riqueza adecuada y equitativa para todos los estratos sociales y los individuos que los componen, de modo que puedan ser independientes para satisfacer sus necesidades y gastos económicos.

Es clave saber que la productividad y la competitividad, como puntos estratégicos o principales del negocio, no contribuyen al equilibrio. Así, es verdad que hay empresas cuyo producto o servicio no es de extrema necesidad y que, por tanto, pueden ser competitivas sin perjudicar la sostenibilidad. Las empresas cuyo núcleo es un bien básico deben ponerlo a disposición de todos y de forma bien distribuida.

Otro punto destacado es ser más eficientes con los recursos que tenemos, y cuidarlos y utilizarlos mejor. Por ejemplo, el caso del agua y sus residuos, que plantea graves problemas a las poblaciones que, por su situación geográfica, sufren la escasez de este recurso.

Sostenibilidad social

La sostenibilidad social se considera la consecuencia del equilibrio económico y medioambiental. El término se refiere a ser capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las del futuro. En otras palabras, que todos podamos disfrutar de los recursos de una manera que los deje disponibles e inalterados para las generaciones futuras.

En última instancia, lo que se busca es que el respeto al medio ambiente y el equilibrio económico se traduzcan en un bienestar social sostenible y generalizado para todos.

Entonces, ¿cómo se puede lograr la sostenibilidad social en un planeta tan heterogéneo? El foco de atención se centra en grupos sociales concretos y en su desarrollo vital. En otras palabras, el objetivo es garantizar la estabilidad y mejorar la cohesión de las diferentes poblaciones, especialmente si hablamos de las personas más desfavorecidas o desprotegidas.

En estos contextos, es muy importante que la vida cotidiana de la población se desarrolle de forma tranquila y equilibrada, sin destruir comunidades ni perder identidades. Y todo ello con el reto de la influencia exterior, la movilidad y los intereses geopolíticos actuales.

Especializaciones más Demandadas

DQ, Doctrina Qualitas

Rellena el formulario si quieres recibir un servicio gratuito de orientación educativa adaptado a tu perfil profesional. Nuestros Expertos en Recursos Humanos te recomendarán las formaciones más demandadas por las empresas, en función a tus objetivos laborales.

Por un Futuro Académico • Por un Futuro Laboral

Estudiar Energías Renovables Online en un Centro Acreditado por DQ para Disfrutar de Movilidad ECTS y un Recorrido Académico y Profesional a Nivel Internacional

Estudiar energías renovables online
Ir a Arriba