Termostatos Digitales: Pequeños Aparatos, Gran Ahorro en Calefacción; Los termostatos digitales están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana, pero todavía hay muchas familias que no saben qué es este equipo y cuáles son sus funciones reales.

Para que puedas hacer llegar la información a más y más personas, te explicamos por qué los termostatos juegan un papel importante en el ahorro de electricidad y, en consecuencia, en la contención del cambio climático.

En este artículo trataremos casi todo sobre los termostatos digitales: qué son, para qué se utilizan, su relevancia para el ahorro doméstico y para el desarrollo sostenible del planeta, dónde se utilizan y los principales tipos de termostatos.

Termostatos Digitales: Pequeños Aparatos, Gran Ahorro en Calefacción

¿Qué son los termostatos digitales?

Para responder a esta pregunta, primero hay que definir qué son los termostatos. Se trata de dispositivos utilizados para medir y controlar la temperatura de un determinado aparato, sistema o entorno. Esta regulación, a su vez, debería producirse de forma automática.

Esto significa que la función de un termostato es mantener la temperatura de un equipo, sistema o espacio debidamente estabilizada, con el objetivo de evitar grandes variaciones.

Dicho esto, podemos decir que los termostatos digitales tienen estas mismas características y funciones. Sin embargo, lo que los diferencia de otros tipos de termostatos (como los mecánicos, por ejemplo) es el hecho de que utilizan sensores electrónicos para controlar la temperatura.

En este sentido, las sondas electrónicas más utilizadas en los termostatos digitales son los termistores y los termopares. Los primeros consisten en elementos que sufren variaciones de resistencia eléctrica en función de la temperatura. Estos últimos, en cambio, son dispositivos que utilizan un conjunto de dos filamentos metálicos de diferentes materiales, que registran el cambio de potencial eléctrico de sus puntas.

Así, es importante saber que los termostatos digitales son equipos mucho más inteligentes que realizan funciones adicionales a su propósito principal.

Cuando mencionamos que los termostatos están presentes en la vida cotidiana de las familias, lo decimos en serio. Aquí están los equipos que tienen termostatos:

  • Nevera
  • Aire acondicionado
  • Horno, entre otros.

Cabe destacar que estos equipos también pueden ser aislados dentro de un espacio, es decir, no sólo dentro de los aparatos. En este caso, su finalidad es regular la temperatura del entorno en el que se inserta.

¿Cuáles son los tipos de termostato?

Naturalmente, hay varios tipos de termostatos, como los analógicos y los digitales. Incluso dentro de esta última categoría (digital), existen algunos subtipos, que pueden tener prestaciones más o menos eficaces a la hora de regular la temperatura dentro de un sistema.

Conocer cada uno de estos modelos es importante para mantener una temperatura adecuada en el ambiente y/o para que su equipo funcione bien.

Sin embargo, como realmente hay muchos tipos de termostatos, hemos enumerado los 3 más utilizados: programables, inalámbricos y analógicos. De este modo, podrá conocer mejor a cada uno de ellos.

Termostato programable

El termostato programable es uno de los tipos de termostatos digitales más populares del mercado. Esto se debe a que permite al usuario programar tiempos fijos o variables para encender o apagar la calefacción de un equipo, sistema o habitación. Además, permite determinar la temperatura ideal para cada uno de estos intervalos de tiempo.

En otras palabras, el termostato programable es un dispositivo que garantiza flexibilidad al usuario, siendo ideal para sistemas en los que la temperatura debe ser precisa y diferente en distintos intervalos.

Por ello, su aplicación es muy común en las industrias, donde cada etapa del proceso requiere una temperatura específica.

Pero cabe destacar que no son sólo estas características las que hacen del termostato digital programable uno de los más utilizados. También destaca por tener un precio muy competitivo y por ser fácil de usar y programar.

Termostato inalámbrico

El termostato digital inalámbrico, por su parte, es un equipo móvil de detección y regulación de la temperatura. Es decir, no necesita cables para conectarse a un aparato o sistema.

En este sentido, su funcionamiento se produce a través de un receptor de radiofrecuencia, que se conecta al elemento cuya temperatura se desea controlar.

Naturalmente, algunas de sus principales ventajas son que se pueden transportar fácilmente y que no tienen cables, que acaban comprometiendo el aspecto «limpio» que se quiere dar a un espacio.

También vale la pena mencionar que este termostato no es lo contrario del programable. Es posible encontrar un termostato digital programable e inalámbrico, características combinadas que hacen su uso aún más satisfactorio.

Sin embargo, se considera lo contrario del termostato digital con sonda, que contiene cables para que pueda conectarse y funcionar.

Termostato analógico

Por último, el termostato analógico es una de las versiones más sencillas de los termostatos. Consiste en un interruptor que enciende y apaga la calefacción en función de la diferencia entre la temperatura ambiente/del aparato y la fijada por el usuario.

Así, cuando la temperatura de la habitación o del equipo es inferior a la fijada por el usuario, el termostato analógico enciende la calefacción. Cuando se alcanza la temperatura deseada, el equipo envía una señal para detener el calentamiento.

En general, se puede decir que el termostato analógico es menos fiable que el digital. Evidentemente, cumple su función, pero su eficacia es considerablemente inferior a la de los modelos digitales.

RebajasBestseller No. 1
EMOS Termostato Digital de Ambiente con Soporte OpenTherm, programable para Sistemas de calefacción...
  • Termostato de pared de alta calidad para un control inteligente en función del tiempo de tu calefacción...
Bestseller No. 2
AVStar - Termostato Inteligente programable para calefacción de calderas de Gas - Pantalla LCD para...
  • ✅ Confortable: haz que la atmósfera de tu casa sea más confortable, programando exactamente...
RebajasBestseller No. 3
Garza Smart - Termostato Inalámbrico Wifi Inteligente para caldera y calefacción, programable,...
840 Opiniones
Garza Smart - Termostato Inalámbrico Wifi Inteligente para caldera y calefacción, programable,...
  • Termostato Inalámbrico Wifi Inteligente que se conecta a tu caldera para controlar, programar y...
Bestseller No. 4
EMOS P5604 - Termostato digital de pared, termostato de pared manual para sistemas de calefacción y...
208 Opiniones
EMOS P5604 - Termostato digital de pared, termostato de pared manual para sistemas de calefacción y...
  • Termostato de ambiente de alta calidad con dial para controlar fácilmente el sistema de calefacción....

¿Para qué sirve un termostato digital programable para la calefacción?

El termostato digital programable para calefacción se utiliza a menudo para regular la temperatura de las habitaciones, como las industriales y las residenciales.

En este caso, permite alcanzar la temperatura y la sensación de confort térmico, especialmente durante el invierno.

Esto significa que se puede instalar un termostato digital para la calefacción central, por ejemplo, en una habitación, como el salón, para que los ocupantes del espacio se sientan más cómodos con la temperatura.

Sin embargo, cabe mencionar que más que eso, el termostato es capaz de impactar positivamente en las tarifas eléctricas para pagar menos. Se apaga cuando se alcanza la temperatura ideal, lo que evita el consumo innecesario de electricidad.

En otras palabras, tener un termostato digital programable para la calefacción permite que su propiedad presente una eficiencia energética considerable, especialmente en los períodos en los que es necesario tener más calefacción en el ambiente.

Y como resultado de esta reducción del consumo de energía, también es posible contribuir a la sostenibilidad del planeta. Mientras se consuma menos electricidad, se necesitará menos.

Y, como ya sabemos, hay procesos para generar electricidad que utilizan recursos no renovables que dañan el medio ambiente. Por lo tanto, al disminuir la necesidad de electricidad, se reduce su producción y, en consecuencia, la emisión de gases de efecto invernadero.

Por lo tanto, utilizar termostatos digitales es una excelente opción.

Ahora que sabe que los termostatos digitales pueden contribuir considerablemente a la disminución del consumo de electricidad, es posible que se plantee hacer esta inversión, ¿verdad?.

¿Cómo programar el termostato de la calefacción para ahorrar?

Programar el termostato de la calefacción de manera adecuada puede ayudar a ahorrar energía y dinero en las facturas de calefacción. Algunas sugerencias para programar el termostato incluyen:

  1. Bajar la temperatura en el hogar durante las horas en las que no hay nadie, como durante la noche o cuando todos están fuera de casa.
  2. Utilizar la función de programación del termostato para ajustar automáticamente la temperatura en diferentes momentos del día.
  3. Ajustar la temperatura en el hogar a unos grados menos de lo que es cómodo durante el día, ya que el cuerpo se acostumbra rápidamente a la temperatura ambiente.
  4. Utilizar un termostato inteligente para controlar la calefacción desde un dispositivo móvil o mediante una aplicación, lo que permite ajustar la temperatura a distancia.
  5. Utilizar la función de temporizador en el termostato para programar el encendido y apagado de la calefacción en momentos específicos.
  6. Utilizar un termostato con un sensor de presencia para detectar si hay alguien en casa y ajustar la temperatura en consecuencia.
  7. Utilizar un termostato con un sensor de humedad para ajustar la temperatura en función de la humedad en el hogar.
  8. Utilizar un termostato con un sensor de temperatura exterior para ajustar la temperatura en función de la temperatura exterior.
  9. Utilizar un termostato con un sensor de CO2 para detectar cuando hay demasiado CO2 en el hogar y ajustar la temperatura en consecuencia.
  10. Utilizar un termostato con un sensor de luz para detectar cuando hay demasiada luz en el hogar y ajustar la temperatura en consecuencia.

¿Cómo funciona un termostato inalámbrico de calefacción?

Un termostato inalámbrico de calefacción funciona mediante la comunicación inalámbrica con el sistema de calefacción. El termostato envía señales a través de una red inalámbrica, como Wi-Fi o Zigbee, para controlar la temperatura en el hogar. Algunas características comunes de un termostato inalámbrico de calefacción son:

  1. Permite programar la temperatura deseada y los horarios de encendido y apagado de la calefacción.
  2. Puede ser controlado a través de una aplicación, en un dispositivo móvil o mediante una interfaz web.
  3. Puede ser programado para adaptarse a las necesidades individuales y al estilo de vida de las personas que viven en el hogar.
  4. Puede ser controlado remotamente, permitiendo ajustar la temperatura a distancia.
  5. Puede conectarse a otros dispositivos inteligentes en el hogar, como sensores de presencia, para ajustar automáticamente la temperatura en función de si hay alguien en casa o no.
  6. Puede tener una pantalla táctil para facilitar la programación y el control.
  7. Puede tener una función de temporizador para encender y apagar la calefacción en momentos específicos.
  8. Puede tener una función de vacaciones para ahorrar energía durante los periodos de ausencia.
  9. Puede tener una función de climatización, que permite controlar la temperatura y la humedad en el hogar.
  10. Puede tener una función de detección de fugas de agua para evitar daños en el hogar.

¿Dónde hay que poner el termostato de la calefacción?

El lugar donde se coloque el termostato de la calefacción es importante para garantizar que la temperatura en el hogar sea la adecuada y se ahorre energía. Algunas recomendaciones para colocar el termostato incluyen:

  1. Colocar el termostato en un lugar central del hogar, ya que esto garantiza que la temperatura sea la misma en todas las habitaciones.
  2. Colocar el termostato lejos de las fuentes de calor, como las puertas y ventanas, porque esto puede hacer que el termostato registre una temperatura más alta de lo que realmente es en el hogar.
  3. Colocar el termostato lejos de las corrientes de aire, puesto que esto puede hacer que el termostato registre una temperatura más baja de lo que realmente es en el hogar.
  4. Colocar el termostato en un lugar donde no reciba luz directa del sol, por el hecho de que esto puede afectar la lectura de la temperatura.
  5. Colocar el termostato a una altura adecuada, entre 1,5 y 2 metros del suelo, para evitar que sea afectado por las corrientes de aire cerca del suelo.
  6. Evitar colocar el termostato en una zona húmeda o con humedad, puesto que esto puede afectar a su funcionamiento.
  7. Colocar el termostato en un lugar donde sea fácil de ver y de alcanzar, para poder programarlo y ajustarlo fácilmente.
  8. Evitar colocar el termostato en un lugar donde pueda ser afectado por el ruido o la vibración, porque esto puede afectar su precisión en la lectura de la temperatura.
  9. Colocar el termostato en un lugar donde no sea afectado por la humedad o el polvo, porque esto puede afectar a su funcionamiento.
  10. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante del termostato para colocarlo en el lugar adecuado. Es recomendable consultar con un profesional en instalación de sistemas de calefacción para determinar el mejor lugar para colocar el termostato en su caso particular.

¿Cuánto es la vida útil de un termostato?

La vida útil de un termostato puede variar dependiendo de varios factores, como el tipo de termostato, la calidad de la fabricación y la frecuencia de uso. En general, un termostato mecánico puede durar de 15 a 20 años, mientras que un termostato electrónico puede durar de 10 a 15 años. Sin embargo, es importante tener en cuenta que con el uso constante y la exposición a factores ambientales, como la humedad, el polvo y la vibración, pueden afectar la vida útil del termostato. Es recomendable seguir las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento y la sustitución del termostato para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. También es importante tener en cuenta que algunos termostatos inteligentes pueden tener una vida útil limitada debido a su dependencia de una conexión a internet y a las actualizaciones de software.

Vídeo: CÓMO CONFIGURAR E INSTALAR UN TERMOSTATO DIGITAL (3 EJEMPLOS)

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo energético, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesan las energías renovables, que cada vez tienen más importancia en la sociedad actual, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Termostatos Digitales: Pequeños Aparatos, Gran Ahorro en Calefacción», te animamos a estudiar energías renovables online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Ahorro » Termostatos Digitales: Pequeños Aparatos, Gran Ahorro en Calefacción
Doctrina Qualitas
Últimas entradas de Doctrina Qualitas (ver todo)